La alopecia es un problema que muchas personas sufren a lo largo de su vida. El efecto de falta de pelo puede suponer un problema físico y psíquico para el individuo que lo sufra. La pérdida de pelo no implica que desaparezca la belleza de la mujer o del hombre. Si es tu caso, probablemente, pensarás que la pérdida de cabello afecta al aspecto físico. En especial, si eres mujer. No obstante, en este post queremos explicarte en qué consiste la alopecia y cómo se puede dar solución a este problema.

La alopecia androgenética o calvicie común suele estar más presente en las mujeres que en los hombres. Casi el 50% de las mujeres padece la falta de pelo, en mayor o menor intensidad, a partir de los 50 años de edad. Otro tipo de alopecia es la frontal fibrosante, cuya pérdida de pelo aparece desde la frente y va actuando hacia atrás. Este tipo de pérdida de pelo, a veces, puede afectar también a la zona de las cejas. En esta, en concreto, la posibilidad de cura es casi imposible. Por eso, es recomendable que vayas al médico, si empiezas a notar algún síntoma. La alopecia androgenética de las mujeres es diferente a la del hombre. Este problema ya no solamente afecta a la testosterona, sino también a la enzima 5aR tipo II y los receptores de andrógenos en los folículos pilosos.

Tratamientos y soluciones para la alopecia de las mujeres

Existen diferentes medicamentos o tratamientos para la pérdida de pelo en las mujeres. La Finasterida, por ejemplo, es un medicamento antiandrógeno, es decir, que actúa contra las hormonas masculinas del pelo de los hombres y evita la conversión periférica de testosterona. Para empezar, este tratamiento tiene muy pocos efectos secundarios, por lo que su utilización no te afectará de manera considerable. De todas formas, debes tener diferentes aspectos en cuenta, sobre todo, si eres mujer. Pero, si estás embarazada, este tratamiento no es adecuado para ti, ya que puede afectar al feto.

Otro medicamento es el Minoxidil, un tratamiento tópico, para hombres y mujeres, el cual no necesita receta. Según estudios realizados con este medicamento, el Minoxidil funciona mejor si la falta de pelo es en la coronilla. Con los avances médicos, este tratamiento ya se puede encontrar en espuma o mousse, para que la aplicación sea fácil. En cuanto a los inconvenientes de este medicamento, destaca su aplicación continua (dos veces al día, como mínimo), lo que puede cansarte de estar pendiente de su aplicación. Y, por otra parte, cuando te aplicas Minoxidil, no te das cuenta de la cantidad ni de la zona donde lo aplicas de manera exacta y esto puede producirte un crecimiento de vello en lugares no deseados.