El mundo de la moda renueva las tendencias cada temporada, y lo que hoy es la prenda más trendy mañana puede pasar totalmente desapercibida. Pero lo más importante es tener estilo propio para sentirte diferente sin renunciar a las prendas del momento. Con un poco de iniciativa y confianza en ti misma podrás conseguir ser elegante sin renunciar a tu personalidad.

A continuación, vamos a ofrecerte una serie de consejos para no renunciar a tu estilo siguiendo las tendencias del momento. Recuerda que todas somos únicas y si nos vemos guapas y seguras de nosotras mismas, todos nos observarán de la misma forma.

Cómo buscar tu estilo

Busca en tu interior. Lo primero que debes hacer es preguntarte quién eres, qué es lo que quieres y a dónde te diriges. Hay que conocerse a uno mismo para definirse. Para ello, haz una lista con las cosas que te gustan, aquellas que te hacen feliz, y también elabora una lista con los sueños y metas que te has marcado en la vida.

Conoce tu cuerpo. Conocer de antemano qué es lo que te favorece conlleva sacar al máximo todo el provecho de tu cuerpo. Dependiendo de la forma de tu silueta podrás resaltar aquellas zonas que destacan sobre otras o disimular de manera acertada esas zonas que menos te gustan.

Busca los colores que más te favorezcan. Elige prendas dependiendo de tu color de piel, tu tono de cabello o el color de tus ojos. De esta manera, conseguirás resaltar aún más tu belleza. No olvides que los complementos también visten y deberás utilizar aquellos que consigan iluminar tu rostro o tus ojos.

Identifica tu propio estilo. Todas tenemos prendas fetiche, que son aquellas que nos hacen sentir cómodas en todo momento, esas que nos aportan seguridad en nosotras mismas. Algunas mujeres nos encontramos cómodas con vaqueros y zapatillas de deporte, y eso no quiere decir que no seamos elegantes. La clave es utilizar eso que te hace sentir segura. Así que, si tu estilo es romántico o deportivo, no renuncies a él.

Sé tú misma. Da igual lo que dicten las tendencias. Si tú te encuentras cómoda con un estilo concreto no renuncies a él bajo ningún concepto. Siempre habrá un bolso, un pañuelo o un recogido que aporten un cambio a tu look sin que te sientas disfrazada. Si no te gustan los tacones, no te los pongas. Así de sencillo.

Mezcla estilos. Las modas vienen y van, pero el estilo es eterno. Sigue tu camino en la moda, busca referentes en el cine o las revistas de tendencias, pero no olvides que tú eres única. Elige prendas de diferentes temporadas y mézclalas.

Así que no olvides esta máxima: lo verdaderamente importante es la actitud. Define tu estilo sin renunciar a tu personalidad y no habrá quien se te resista.